miércoles, 23 de julio de 2008

me gusta ser mujer

Definitivamente, el creativo que se inventó ese lema para la campaña de no sé que marca de compresas o tampones, era un hombre, está claro. Si no, no se explica ese absurdo slogan para el momento más molesto de la existencia femenina. O por lo menos eso me parece a mí a estas alturas de mi vida. Porque, a ver, si yo ya no quiero más hijos, que con esos dos soles soy suficientemente feliz, ¿para qué cuernos se está preparando mi cuerpo todos los meses para recibir inquilino? Es más, es más puñetero aún, porque se prepara cada 23 días. Dicen los médicos que es de manual que es un síntoma perimenopaúsico ¿¿¿¿perimenopaúsico????? Si aún no tengo los cuarenta -aunque me faltan días- Pero eso es lo que dicen.

Está claro que la medicina ha sido tradicionalmente una cosa de hombres. Y que ellos no sólo no tienen la regla, sino que además los propios investigadores, durante muchos años dieron la espalda al hecho de la menopausia. Si no seguro que hace años que existiría un método para que cuando una mujer ya no quiere tener hijos, o más hijos, no tuviera que sufrir inútilmente el incordio de la regla sin que por ello tuviera que padecer las desastrosas consecuencias del alboroto hormonal que comporta. Pero, no, claro. Tenemos q seguir soportando la menstruación, con lo que conlleva de dolor, cambios de humor, incomodidad, tensión (¿habré manchado? ¿por qué se retrasa? ¿otra vez?) y, no lo olvidemos, gasto, que las compresas y tampones aún tienen el 16% de I.V.A.

Y encima con buena cara, q el creativo de otra campaña publicitaria de no se qué pretendían vendernos y que venía a decir "yo no me puedo parar por la regla" es para darle de bofetadas hasta dislocarte la mano. Cuando te estás retorciendo literalmente de dolor agarrándote el abdomen con ambas manos y deseando que alguien pegue un corte y desaparezca tu parte de cuerpo comprendida entre las costillas flotantes y las ingles, te paras. Vaya si te paras. O te pararías. Pero no, no puedes quedar como una quejica, que con las mujeres, ya se sabe, que si el sexo débil, que si luego se embarazan y no dan más que problemas... Total, que compones la mejor cara que puedes y ahí estás aguantando carros y carretas mientras por dentro estás deshecha. Sólo les deseo un mes de regla, de las fuertes, a los hombres para que se enteraran un poquico.

Y así se darían cuenta de que la biblia la escribieron hombres. Y de que el castigo divino a Eva no era tanto el de "parirás con dolor" (que luego inventaron la epidural y nos evitaron bastante sufrimiento) sino el de "tendrás la regla todos los meses desde tu adolescencia y cuando se te retire, te vas a enterar"


Y todo porque calculo que en cuanto ponga el pie en Bombay me va a bajar la regla.

2 comentarios:

Quetedenblog dijo...

Aquí hay mucho tomate.

Maitetxu dijo...

Amen Edurne. Ya sabes que yo soy de la opinion que cada vez que me duelan mis partes femeninas a causa de este "don de dios", le metere un tiron en los pendientes reales al primer especimen del sexo masculino que se me presente. Y si se queja, le contestare con una sonrisa de oreja a oreja:
"me gusta ser mujer, no puedo detenerme", y a ver que opinan.

Como bien dices, si los hombres pasaran por la regla, hace tiempo que existiria algun metodo totalmente antiindoloro, y para la menopausea, esa agradable amiga que todas tememos, ya existiria alguna vacuna.

Nosotras parimos, nosotras decidimos, y como soy buena persona, me gusta compartir mi dolor con el mundo masculino, que hay que ser generosos

Fecha: 02/08/2008 12:38.