martes, 19 de agosto de 2008

Los niños de la India



En la India hay mucha gente. Y hay muchos niños. Fundamentalmente, niños. Voy conociendo varios tipos de niños, en ciudades y pueblos, y son distintos.























En las ciudades que voy conociendo, he llegado a la conclusión de que hay dos tipos de niños: Los niños pobres -niños de la calle- y los niños.

Los niños pobres no son completamente niños. Son niños duros como el suelo en el que les ha tocado dormir desde bebés, En Jaipur ví una escena que me estremeció. En un porche de uno de los bazares yacía tendido en el suelo, en mitad de la acera, sobre una leve manta, un cuerpecito inerte, de color grisáceo y mate. Cualquiera podía pisarlo. Al principio pensé que se trataba de un muñeco, una de tantas cosas que están a la venta. Hasta que se movió. Movió ligeramente su bracito y pierna izquierda buscando un acomodo imposible. Se trataba de un bebé de unos seis meses, aunque podrían ser más porque la desnutrición les retrasa el crecimiento, completamente desnudo, tirado ahí, con un trapo viejo como único colchón.


Los niños pobres han perdido la inocencia y la alegría de la mirada y las han sabido transformar en un toque lánguido para dar pena al turista y un brillo pícaro de aquel que está de vuelta de todo con tan sólo seis años (o menos). Permitidme que no ponga fotos de ellos...

Los niños de la India te miran desde unos grandes y expresivos ojos negros. Y se acercan a ti con curiosidad y timidez a saludarte y a que les des la mano. Y si se la das, se ponen muy contentos. Y si encima te haces una foto con ellos, el brillo de sus ojos se acrecienta hasta casi destellar. Son alegres y amables. Si alguna vez te confundes -a mí me pasó y me sentí muy mal- y les rechazas pensando que te están pidiendo rupias, no ponen gesto mohíno ni insisten.
























Luego están los niños gitanos, de un pueblecito que he conocido está mañana a la vuelta de las dunas. Eran guapos, de mirada grande y clara, pero con ese brillito pícaro de buscavidas, con la tez morena del desierto y sus vestidos cada uno de un color. Nos han visto llegar y han salido a nuestro encuentro a ver qué conseguían. Y. como todos los niños se han movido por dos cosas, el juego y los caramelos. Y ha sido muy divertido hacerme fotos con ellos y a ellos y tirarles los caramelos que llevaba al aire, como hacía José María desde su balcón en Alfajarín.






Los niños son siempre niños. Aunque a veces no les dejen.

4 comentarios:

Quetedenblog dijo...

Mariaupass!!!! Veo que gozas de buena salud y alegría.

Ahh, los niños... Qué bonito es verlos sonreír :) y qué fácil, con los caramelos que compraste... ¿en el aeropuerto de Helsinki?

Son iguales todas las ciudades en la India? En las fotos lo parece.

A seguir disfrutando del viaje.

Fecha: 19/08/2008 08:52.

Maitetxu dijo...

La verdad es que parece que te sienta muy bien este paseo por la India. Y veo que no has perdido ese aire de madraza que tienes.

La foto es preciosa, esos niños son una autentica ricura. Sobretodo la pequeña que esta delante de todos...

(No te los traigas pa aca, que te conozco, que tu eres capaz de meterlos en la maleta y luego no te cabra mi jenny!!!)

Fecha: 19/08/2008 19:10.

hs dijo...

Por tu cara veo que estás feliz. Nada mejor que desearte.Espero que a pesar de todo, no cambies demasiado. Itaca esta dentro de tí, y lo mejor esta siempre por llegar.

Fecha: 20/08/2008 16:42.

Aupaedurne dijo...

No, queteden, no, es q las dos fotos son en el templo dorado de Amritsar, por dos razones, una pq era un sitio precioso y de una paz espectacular en el q nos quedamos dos días y medio, y otra pq el día q puse esa entrada no había descargado + fotos con niños, q tengo, y muchas, q a los niños de la India les encanta q les hagan fotos.

Hay otra razón, este blog es un poco mierdoso y no he conseguido meter + de una foto por entrada. Seguramente, e cuanto llegue a zgz lo redireccionaré a otro lado.

Maitetxu, tranquila q con dos tengo suficiente, y además, de vez en cuando gozo de tu presencia... :D

Y sí hs, estoy feliz. Es el mejor regalo de cumpleaños q me podía haber hecho. Y creo q volveré a este país, a recorrer otro rinconcito.

Hala besicos a todos

Fecha: 20/08/2008 18:49.